Efecto antirreflejos para una visión nítida

Las lentes antirreflejantes son aquellas que eliminan los reflejos de luz que dificultan la visión. En algunas superficies, la acción de la luz (solar o eléctrica) provoca resplandores y reflejos que resultan incómodos para la vista. El uso de lentes antirreflejantes permite reducir los efectos incómodos de estos reflejos aunque en los tratamientos de hoy día se incorporan otras cualidades añadidas (lipófugo, hidrófugo y antiestático).

 

Las propiedades antirreflejantes se consiguen aplicando un tratamiento especial de finas capas antirreflejante en campanas de alto vacío directamente sobre la lente graduada.

 

El uso de lentes antirreflejantes están recomendadas para aquellas personas que pasan muchas horas frente al ordenador y son muy apropiadas para aquellas personas que trabajan frente a focos de iluminación directa o que pasan muchas horas en la carretera al volante de un vehículo (especialmente de noche).

 

Las lentes antireflejantes presentan las siguientes ventajas.

  • Las lentes antirreflejantes permiten que los ojos se vean (aún con las lentes puestas), este aspecto resulta especialmente estético.
  • Las lentes antirreflejantes eliminan el efecto de Anillo de Newton (o fondo de botella) aún con una graduación elevada.
  • Las lentes antirreflejantes reducen la fatiga visual e incrementan la agudeza visual hasta en un 10%, ya que permiten que la vista se concentre únicamente en su función (la de ver) y no en la de evitar los reflejos y resplandores que son tan incómodos.
  • Las lentes antirreflejantes necesitan cuidados elementales. Agua limpia y una bayeta limpia bastan para su limpieza, aunque se recomienda NO  frotarla demasiado ya que la capa antirreflejos se podría dañar.

Recomendar esta página en:


Llamar

Cómo llegar